LA DEPRESIÓN POSTPARTO Y OMEGA-3

LA DEPRESIÓN POSTPARTO Y OMEGA-3

 

La depresión postparto está asociada con la baja ingestión de grasa omega-3, un ácido graso esencial (quiere decir que el cuerpo no lo sintetiza sino que se incorpora con la alimentación). Tanto el bajo contenido de omega 3 en la leche materna como la baja ingesta de comida rica en esta grasa están ligados con altas tasas de depresión posparto en 23 países.

Sorprendentemente, hay pocos estudios sobre este tratamiento. En mi especialidad en Wildwood Lifestye Center (Centro de Estilo de Vida) en Georgia de los Estados Unidos trabajé sobre este tema puntualmente: “Cómo revertir la depresión a través de la nutrición”.

El primer caso reportado de tratamiento exitoso fue publicado en Febrero de 2003, en la Revista Americana de Psiquiatría. Una mujer de 34 años (con 24 semanas de embarazo) presentó una depresión clínica que incluía pensamientos suicidas. Se rehusó a tomar medicamentos antidepresivos por temor posibles defectos de su bebé. Como alternativa, recibió 2 gramos de omega 3, y a la cuarta semana de recibir suplementos, su depresión comenzó a ceder. A la sexta semana sus ideas de suicidio desaparecieron por completo.

Un alentador estudio de niños entre 6 a 12 años, diagnosticados con depresión, mostró que suplemento de grasa omega-3 redujo marcadamente los síntomas. Al final de las 16 semanas del estudio, el 40% de los niños que consumieron este ácido graso esencial, dejaron de sentirse deprimidos. Ni uno solo de los niños del grupo que tomó placebos (el grupo de estudio en contraste que creyeron que le estaban dando omega-3 a fines de determinar que la psicología no juega un rol aquí) experimentó ese alivio.

Si supieras que los problemas mentales como la depresión también podrían tratarse con la alimentación basada en plantas ¿te animarías a probar?

Sonia, Brandt
Nutricionista Basada en Plantas

 

Fuentes

Grosso, Giuseppe & Galvano, Fabio & Marventano, Stefano & Malaguarnera, Michele & Bucolo, Claudio & Drago, Filippo & Caraci, Filippo. (2014). Omega-3 Fatty Acids and Depression: Scientific Evidence and Biological Mechanisms. Oxidative medicine and cellular longevity. 2014. 313570. 10.1155/2014/313570

Logan, Alan. (2004). Omega-3 fatty acids and major depression: A primer for the mental health professional. Lipids in health and disease. 3. 25. 10.1186/1476-511X-3-25.

Golding J., Steer C., Emmett P., Davis J.M., Hibbeln J.R. High levels of depressive symptoms in pregnancy with low omega-3 fatty acid intake from fish. Epidemiology. 2009;20:598–603

Scroll to Top