Crece la prevalencia de obesidad, diabetes e hipertensión en Argentina: conocé los últimos datos

Entre septiembre y diciembre de 2018 se llevó a cabo la 4ta edición de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) en Argentina. La misma forma parte del Sistema de Vigilancia de Enfermedades No Transmisibles y del Sistema Integrado de Encuestas a Hogares (SIEH). Proporciona información válida, confiable y oportuna sobre factores de riesgo, los procesos de atención en el sistema de salud y las principales ENT en la población argentina.

En esta ocasión se incluyó por primera vez mediciones de talla, peso, presión arterial y otros datos bioquímicos como el control de la glucemia para evaluar de manera concreta y objetiva sobre estos factores de riesgo cardiovascular. A continuación, se presentan los datos más relevantes, por cierto, muy alarmantes, por lo que debemos tomar conciencia para mejorar nuestra calidad de vida:

 

Actividad física

La actividad “física baja” o poca actividad física, aumentó de 54,7% a 64,9% en los adultos. Este incremento está en línea con la evidencia internacional que muestra que la prevalencia de inactividad física aumentó en los últimos años en América Latina y el Caribe. El incremento de este indicador contribuye a la epidemia creciente de obesidad y expresa la necesidad de profundizar las políticas públicas para promover la actividad física en toda la población.

Alimentación

El indicador de uso de sal después de la cocción o al sentarse a la mesa (siempre/casi siempre) se mantuvo estable respecto de la 3ra edición de la ENFR. El indicador de consumo de al menos 5 porciones diarias de frutas o verduras al día no reflejó cambios estadísticamente significativos respecto de la edición anterior: solo el 6% de la población cumplió con la recomendación de consumo diario.

Peso corporal

El 66,1% de la población tiene sobrepeso u obesidad, es decir, 6 de cada 10 adultos presenta exceso de peso en Argentina. Al discriminar según las valoraciones, hay 36,2% de personas con sobrepeso y 25,4% con obesidad. Se evidenció un aumento sostenido desde la primera edición de la encuesta en 2005 y un aumento estadísticamente significativo respecto de la ENFR 2013.

Presión arterial

De la población general, el 40,6% tuvo la presión arterial elevada (mayor o igual a 140/90 mmHg) en la fase de mediciones objetivas. Al analizar los resultados según el autorreporte de presión arterial, 6 de cada 10 individuos que se reconocieron como hipertensos tuvieron registros de presión arterial elevada. Mientras que, entre quienes no se autorreportaron hipertensos, 3 de cada 10 registraron presión arterial elevada.

Glucemia elevada o diabetes

El 8,4% de la población de referencia registró glucemia capilar elevada (≥110 mg/dl) en la etapa de mediciones bioquímicas de la encuesta. 3 de cada 10 individuos que se reconocieron con glucemia elevada o diabetes en la fase de autorreporte tuvieron registros de glucemia elevada en las mediciones. Asimismo, el 5% de los individuos que no declararon tener glucemia elevada o diabetes por autorreporte tuvieron registros elevados de glucemia.

Colesterol elevado

El 30,7% de los individuos registró colesterol elevado (mayor o igual a 200 mg/dl) en la fase de mediciones bioquímicas. Entre quienes se reconocieron con colesterol elevado en la etapa de autorreporte, al 46,2% se les registró colesterol elevado en las mediciones objetivas, mientras que 3 de cada 10 individuos que no se autorreportaron con colesterol elevado tuvieron registros elevados en las mediciones.

Otros datos:

Seguridad vial

Representó un aumento estadísticamente significativo respecto de la 3ra edición que el 15,2% de los individuos declararan haber conducido un vehículo habiendo bebido alcohol en los últimos 30 días.

Se evidenció un incremento estadísticamente significativo entre quienes reportaron usar siempre cinturón de seguridad (entre quienes viajaron en auto) respecto de la edición 2013. Desde 2005 este indicador aumentó 54%.

Con respecto al uso de casco entre quienes viajaron en moto, se registró un aumento significativo con relación a la edición anterior de la ENFR. Entre quienes viajaron en bicicleta, el uso de casco se mantuvo estable: 1 de cada 10 personas declaró utilizarlo siempre.

Tabaco

La prevalencia de consumo de tabaco continúa con su tendencia descendente desde 2005, evidenciándose un 25% de reducción desde entonces. Asimismo, disminuyó significativamente respecto de la 3a edición de la ENFR alcanzando al 22,2% de la población. Por primera vez se relevó la prevalencia de consumo de cigarrillo electrónico: el 1,1% de la población manifestó consumirlo.

La exposición al humo de tabaco ajeno en el hogar y en el trabajo, durante los últimos 30 días, se redujo significativamente respecto de la edición anterior. La exposición al humo de tabaco en bares/restaurantes se mantuvo estable.

Lic. Romina Krauss-Nutricionista

M.P. n° 147

Consular datos aqui

 

Scroll to Top