GRASAS SATURADAS: ¿COMO SE PUEDE REDUCIR SU CONSUMO?

Las grasas son la fuente mas concentrada de calorías, pertenecen al grupo de macronutrientes junto a los carbohidratos y a las proteínas, éstos tres nutrientes suministran la mayor parte de la energía metabólica al organismo humano.

Las grasas son esenciales para el organismo, ya que formanparte del tejido de sosten del cuerpo, aquel que permite mantener órganos y sistemas en sus respectivos lugares y protegidos, además funciona como un órganoque mantiene la adecuada temperatura corporal.  Por otro lado, son parte escencial de las membranas celulares, son  vehíulos de las vitaminas liposolubles y forman parte de la producción de hormonas del cuerpo.

Entonces, la grasa es muy importante y no debe ser suprimida de tu alimentación, todo dependerá del tipo de grasa y la cantidad que consumas.

Existen grasas que protegen la salud, pero también existen grasas que pueden favorecer la aparición de enfermedades. Estas son:

Grasas Saturadas:Su consumo regular tiene estrecha relación con el aumento del colesterol sanguineo “malo”, con las enfermedades cardiometabólicas, hipertensión, sobrepeso y obesidad. Producen un efecto inflamatorio en los tejidos y se “adhieren” a las paredes de arterias, provocando ateroesclerosis.

Se encuentran principalmente en productos de origen animal:

La grasa de la carne, piel de pollo, quesos de pasta dura, manteca, leche entera, crema de leche, yogurt entero, productos industriales, productos de bolleria y panadería que utilizan grasa porcina o bobina en su elaboración, etc.

Grasas Trans:Estas grasas también son nocivas, ya que no sólo propician el aumento del colesterol “malo” sino que también, disminuyen el colesterol “bueno” que tiene un efecto protector para la salud. Se encuentran principalmente en los productos industrializados: galletitas, margarina, salsas preparadas, sopas, caldos, etc.

Algunas recomendaciones que podes tener en cuenta para reducir el consumo de grasa saturada y Trans son:

-Seleccioná láteos descremados:No los elimines de tu alimentación, los láteos son muy importantes, proporcionan proteínas de buena calidad y calcio. Elegí leche descremada, yogurt descremado, quesos blandos reducidos en grasas (light en grasas).

-Retirá la grasa visible, “parte blanca”de las carnes rojas. En la medida de lo posible, optá por cortes magros, es decir, carne en que predomine el color rojo por sobre el blanco (lomo, bola de lomo, cuadrada, redonda, etc.) , también retirá la piel del pollo antes de cocinarlo. Limitá el consumo de carnes a 2-3 veces por semana.

-Evitá el consumo regular (mas de una vez a la semana) de productos como fiambres, chorizo, vísceras, salchichas, hamburguesas, productos de pastaleria: tortas, bollos, facturas). Consumi estos productos en ocaciones especiales, no los hagas parte de tu alimentación cotidiana.

-Observálos etiquetados o rótulos nutricionales:en la parte posterior de los paquetes de los productos industrializados que comprás obligatoriamente deben declarar cuanta grasa saturada y trans poseen, leé la etiqueta y seleccioná productos con un bajo contenido de grasas saturadas y los que dicen 0% Grasas Trans, respecto a cuanto es “bajo” es lo menos posible en cualquier producto que compres.

Lic. Arévalo, Alejandra.

MP N° 257 

Consultorio particular: Córdoba N° 1677- 2 Piso. 

Tel. 376 4289950

Scroll to Top